Etiquetas

, , , , , , , ,

Quizás ya estés pensando cómo vas a actuar, qué ropa de vas a poner, qué vas a decir, con quién vas a hablar en estas próximas fechas de Navidad. Te agobias pensando cómo vas a mantener una conversación con tu familia o amigos, o en una comida de Navidad con los compañeros de trabajo. Es normal en estas fechas juntarse la familia o los amigos en alguna comida o cena y luego alargar la sobremesa tomando algunas copas.

Te voy a dar unos consejos de comportamiento que te ayudarán a dominar tu timidez y tu ansiedad ante estas celebraciones.

 

1) ¿De qué hablo durante la comida? Por lo general en estas celebraciones se suele hablar de cualquier cosa, no hay ningún guión pre-establecido, pues se trata de encuentros informales donde la gente se encuentra totalmente distendida y el objetivo es pasárselo bien. Si se tratare de una comida o cena con los compañeros de trabajo, los temas de conversación pueden ser muy variados: una vez sentados a la mesa, cualquier tema relativo el menú o a los platos degustados será muy aceptado por la mayoría de las personas. Cualquier derivada de este tema podrá dar lugar a largas charlas en torno a la comida. Por ejemplo, platos preferidos, maneras de cocinar un mismo plazo o alimento, recetas que uno mismo sabe hacer, etc.

Por otra parte, hablar de temas que sean actualidad, ya sea deportes, sociedad, situación económica, etc. Para ello un par de días antes, sería conveniente que leyeses algún que otro diario o revista para ponerte al día sobre estos temas y así poder opinar y comentar con los demás.

Muy importante es que en casa días antes te imagines dando una opinión sobre algún tema en concreto de actualidad. Es decir, tienes que no sólo saber la información suministrada por un periódico o diario sino que tienes que formar una opinión personal al respecto, un comentario propio. Por ejemplo, si has visto en una revista un reportaje sobre la casa de algún famoso, lo importante no es que sepas cuántos dormitorios tenía o de qúe color tenía las paredes pintadas, sino que opines sobre ello, realizar algún comentario  o pregunta concreta.

**REPORTE GRATUITO: Vence tu timidez y aprende cómo iniciar una conversación con cualquier persona y en cualquier momento. Garantizado!
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

 
Otra manera de iniciar o avivar una conversación es preguntar sobre los planes para estas fechas: viajes de fin  de año, fiestas, etc. Seguro que cada comensal tiene planes para realizar estas Navidades y sobre lo que te cuenten ya podrás seguir preguntando u opinando.

¿Más temas o preguntas? Planes del próximo año, regalos que le gustarías recibir, tradiciones de Navidad…

2) ¿Y si me pongo nervioso? Cuantas más expectativas tengas de cara a la fiesta o comida, mayor será el grado de ansiedad y por tanto de nerviosismo. Tus aspiraciones no deben ser de estar todo el tiempo hablando con alguien. Piensa mejor, que en igualdad de condiciones, tú deberás hablar el 50% en una conversación formada por dos personas, el 33% si en la conversación participan 3 personas, y así sucesivamente. Quiero decirte que tú no debes pensar en que tendrás que intervenir en muchas ocasiones, piensa que los demás también querrán hablar, y ésto te dará pie para seguir hablando sobre lo que ellos opinen. No pienses tanto en lo que tú tienes que decir a los demás, sino en el tiempo que tú vas a escuchar a los demás. Recuerda que la clave de una buena conversación, no está en hablar uno mismo todo el rato, sino en saber escuchar al interlocutor y mostrarle nuestro interés.

En este sentido, proponte objetivos concretos y fáciles de conseguir: por ejemplo hablar con cuatro personas durante toda la comida, piensa que si estás sentado alrededor de una mesa, lo más fácil será hablar con los que justo tienes a ambos lados, aunque no tienes que descartar participar en las conversaciones en que participen todos. A estas personas pregúntales sobre sus planes para el año que viene, sobre qué es lo que más les gusta de estas fechas, etc.

3) ¿Estás casado? Hay preguntas que no aconsejo realizar para conversar con alguien. Pues la respuesta que te pueden dar es un escueto “sí” o un “no”. Y ahí acaba la conversación. Intenta formular preguntas abiertas que no se repondan con monosílabos, sino que dejen expresar a la otra persona con total libertad.

4) ¿Me despido de todos? Es de buena educación cuando finalice la fiesta o comida o tú te marches antes que los demás, despedirse de todos los asistentes, haciéndole saber a las personas con las que has hablado que has pasado una agradable velada. Y con las que no has hablado, muéstrales tu interés en conocerlos en una próxima ocasión.

Estas navidades aprovecha la ocasión para poner en práctica estas técnicas, y sobre todo, para disfrutar, pues de ello se trata.

¿Qué tal si te apuntas a todas las comidas, cenas y fiestas a las que te inviten o puedas ir? Aprovecha la oportunidad de estas fechas y ya me contarás el resultado. Si tienes alguna duda, exponla y te contestaré personalmente. Y ¡Felices Fiestas!

Francisco Javier Salazar

Tu aliado contra la timidez

Creador del Curso DominaTuTimidezEn9Semanas