Etiquetas

, , , , , , , ,

¿Te has dado cuenta del poder tan inmenso que tienen las palabras? ¿Sabes que utilizar una palabra u otra tiene consecuencias en la forma de percibir el mensaje en quien nos escucha? En este artículo tú vas a aprender cómo puedes modificar desde el inicio la manera en que la otra persona nos hable y nos escuche. Tú puedes “dirigir” la conversación y la manera en que quieres que se desarrolle.

Al final del artículo sabrás que utilizando esta técnica podrás provocar emociones positivas en tu interlocutor que te favorezcan a tí.

Lo primero que vas a aprender con esta técnica es el cambio que se produce en la conversación y en tu interlocutor cuando inicias tu conversación utilizando esta técnica, observando qué ocurre cuando no la utilizas. Aprenderás que si utilizas esta técnica, la persona o personas con las que hables se mostrarán más receptivas. Además, tú hablarás más relajado y más a gusto pues notarás que la otra persona responde de manera eficaz a tus palabras.

¿En qué consiste la técnica? Después de los consabidos saludos (hola, qué tal, buenas tardes, etc) es justo en ese momento donde tú deberás introducir e iniciar la conversación con una frase positiva, con algo positivo referido a tu interlocutor. Te pongo un ejemplo, aprovechando las fechas navideñas, justo después del saludo, en vez de esperar al final de la conversación, deberás adelantarte al principio de la conversación deseandole a tu interlocutor una ¡Feliz Navidad!. En cualquier otra fecha del año, tu conversación después del saludo, podría continuar con un “te favorece mucho ese color de chaqueta“, o bien “me gusta tu corte de pelo, ¿quién te lo ha hecho?

**REPORTE GRATUITO: Vence tu timidez y aprende cómo iniciar una conversación con cualquier persona y en cualquier momento. Garantizado!
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

 
Si te fijas la frase puede versar sobre algún aspecto del físico de tu interlocutor, o bien algún comentario sobre su ropa o aspecto exterior. Pero también cabe felicitarle por algún logro conseguido, o destacar algún rasgo de su carácter que nos llame la atención. Eso sí, este alago o frase positiva dirigida a tu interlocutor debe ser sincera, es decir, verdadera. No vale decirle algo que sabemos que es falso o un mero cumplido. Debemos hablarle de forma genuina a nuestro interlocutor.

En este momento descubrirás (mantén tus ojos y oídos bien abiertos) cómo tu interlocutor sonríe y te agradece el detalle. No falla nunca. Si tú alagas a tu interlocutor, éste se mostrará más receptivo, menos agresivo y la comunicación entre ambos será más relajada.

¿Qué tal si prueba ahora? Levántate y pon en práctica esta técnica ahora mismo, con tu compañero de trabajo o con cualquier miembro de tu familia. Verás los resultados de forma instantánea.

Esta técnica deberás utilizarla siempre, todos los días. Es fácil de utilizar y obtendrás enormes beneficios.

Cuéntame tu experiencia, qué tal resultó. ¿Te gustó el efecto positivo que causó en tu interlocutor? ¿Notaste el cambio? Espero tu comentario. Gracias.

Francisco Javier Salazar

Tu aliado contra la timidez

Creador del Curso DominaTuTimidezEn9Semanas

 

Anuncios