Etiquetas

, , , , , , , ,

Ser único

Ser único

Como continuación al anterior artículo dedicado a la asertividad como actitud contraria a la timidez, te apremiaba para que dedicaras media hora a redactar una descripción sobre tí mismo. Ahora deberás analizar lo que has escrito.

En primer lugar, deberás detectar si has utilizado en la descripción alguna de las tan temidas etiquetas “Yo soy…”. Si es así, deberás empezar a sustituir todas estas etiquetas por “Yo era así” o bien “Yo solía ser…”. Te voy a explicar el por qué de ésto.

La moderna PNL (Programación Neuro Lingüística) afirma que la forma en que nos expresamos incide directamente en nuestra manera de pensar y actuar. Por tanto, no es baladí modelar nuestro vocabulario y modificar nuestra forma de hablar y de expresarnos.

De ahí que cobre mucha importancia eliminar ciertas “formas” de expresión, como por ejemplo los “Yo soy…” por otras expresiones que no nos definan como algo estático, sino todo lo contrario. Se trata de sustituir estas frases por otras que expresen que somos seres en continua evolución.

Si tú te defines con una etiqueta “Yo soy tímido”, te estás negando al cambio, estás negándote a tí mismo como ser humano con suficiente capacidad para cambiar algún comportamiento, para mejorar nuestra calidad de vida.

**REPORTE GRATUITO: Vence tu timidez y aprende cómo iniciar una conversación con cualquier persona y en cualquier momento. Garantizado!
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

 
Esto es importante: la forma en que nos expresamos afecta a nuestra vida diaria. Por lo que debemos dedicarle la atención suficiente para mejorar nuestra vida utilizando el lenguaje como un instrumento más.

Ahora lo que vas a hacer, una vez que has entendido esto, es reelaborar la descripción que hiciste y la vas a redactar  con estas nuevas indicaciones, eliminando cualquier rastro de los “yo soy”.

En definitiva, no te puedes conformar con lo que eres o con tu forma de ser, sobre todo si sientes que tienes que cambiar alguna actitud en tu vida. Es aquí donde entra en juego la asertividad. A veces la persona tímida se deja llevar, se conforma con lo que le sucede a su alrededor. Te pongo un ejemplo: imagina que realizas un examen en la Universidad y os resultados no han sido buenos, no has aprobado. Pero tú piensas que habías realizado un mejor examen. En este caso, la persona asertiva solicitaría una revisión de su examen para saber dónde cometió los errores y aprender cómo mejorar en un futuro. La persona asertiva no utiliza la agresividad en ningún caso, simplemente expresa su disconformidad con un resultado obtenido. Pero tampoco se queda pasivo. Digamos que es una posición intermedia entre la pasividad y la agresividad.

¿En dónde te sitúas tú en esa escala entre la pasividad y la agresividad? ¿Cúán de asertivo eres? Si te ha quedado alguna duda respecto de lo que supone ser asertivo, deja un comentario, yo mismo te responderé y ayudaré. Gracias.

Francisco Javier Salazar

Tu aliado contra la timidez

Creador del Curso DominaTuTimidezEn9Semanas